CONGREGACIÓN BUDISTA DE LA COMPASIÓN UNIVERSAL EN MÉXICO – BUDA MX

Somos una sangha Mahayana con conexiones históricas tibetanas (Vajrayana). Somos una comunidad en la tradición del budismo de la Gran Vía Central (skt. maha-madhyamaka; tib. dbUma chenpo). Como todas las comunidades de practicantes budistas, seguimos las enseñanzas, el ejemplo, y las bendiciones del Buda Sakyamuni, transmitidas a través de un linaje ininterrumpido de maestros y maestras. Entre los más prominentes, figuran los Tres Acharyas de la India —Nagaryuna, Asanga, y Vasubandu— y los tibetanos Yumo Mikyo Doryje, Kunchen Dolpopa, y Yetsun Taranata.

Seguimos con fidelidad las enseñanzas de los Maestros Kunchen Dolpopa y Yetsun Taranata, máximos exponentes del linaje Yonán, en una forma adecuada a las condiciones y necesidades del mundo moderno, sin desviarnos del ejemplo perfecto de sencillez y pureza de los Khenpos Yonán de todos los tiempos.

Somos personas de todas las nacionalidades; no somos étnicamente tibetanos ni ‘budistas tibetanos’.

Rogamos que el sol que ilumina la Montaña del Dharma de la Gran Vía Central de Kunchen Dolpopa, naciente en el Tíbet, brille ahora en México y Latinoamérica.

Por el mérito de los pensamientos, palabras, y obras puros de los Yonanpas, rogamos que las enseñanzas y bendiciones del Buda Sakyamuni y el Buda de Dolpo permanezcan siempre y produzcan bienestar y felicidad para todos los seres.

kunchen yonanpa chenno

¿QUÉ BUSCAMOS?

Nos proponemos presentar el Dharma en castellano, acorde al contexto del lugar, del momento histórico, y de las circunstancias (desha-kala-patra) actuales. Estudiamos y recitamos los textos en nuestros propios idiomas, evitando el excesivo ritualismo y otras manifestaciones étnico-culturales tibetanas.

Siguiendo el ejemplo y las instrucciones del Maestro Dolpopa, expresadas en El Cuarto Concilio, la adhesión fiel al Dharma requiere renovación:

  • cuando hay agotamiento, confusión, o corrupción en la comunicación del Dharma, y
  • cuando hay cambios importantes de lugar, momento histórico, y circunstancias.

Bajo estas condiciones, es necesario abreviar la línea de transmisión; esto es, es necesario restablecer una conexión directa con las enseñanzas originales de los Grandes Maestros, y hacer la visión y la práctica del Dharma más accesibles a los seres sensibles en su contexto presente.

Buscamos promover la aplicación práctica de las instrucciones a través de acciones compasivas en los ámbitos y actividades cotidianas.

Buscamos recordar en todo momento la esencia búdica como parte de cada uno de nosotros y como parte de todos los seres sensibles, sin excepción.

Rogamos que nuestras acciones tengan consecuencias favorables;

nos permitan beneficiar a los demás;

extingan nuestras limitaciones e ignorancia;

despejen todo obstáculo en el sendero;

y nos conduzcan a la unidad de la sabiduría y la compasión.

OM AH HUM SO’HA